Medio punto privó a las féminas de estar otra temporada más en primera división.

18 de Junio de 2018

Parecía imposible y hasta hora y media se quedó la expedición del equipo femenino en la grada del Rio Turia. Tuvieron que cerrar el complejo deportivo y abandonar el grueso del equipo por otra puerta anexa.

Muchas lágrimas pero al mismo tiempo ganas de volver a empezar y construir un nuevo proyecto. Medio punto no es nada, solo haber mejorado en alguna prueba o en los empates salir beneficiado.

25 años de gran experiencia se cumplen con el equipo femenino. A las pobres todas las temporadas le han tocado sedes y equipos muy difíciles, pero al final siempre hemos salido adelante con trabajo y perseverancia.

Ahora es cuando le damos valor a 25 años. Toda nuestra presencia nacional nos la hemos ganado trabajando muy duro en muchos frentes. El ánimo de las chicas y el cuadro técnico es comenzar mañana mismo a trabajar para el ascenso de nuevo.

Los miles de kilómetros recorridos por toda la geografía nacional, el buen trato con resto de equipos, hoteles, personal en aeropuertos, coches de alquiler y lugares como el pueblo de Barajas y Valencia, han sido nuestro refugio. Hasta tenemos aficionados que acuden a vernos competir, como es el caso de Josefina Cañamarez, Carlos y su niña de tres años.

Tenemos que levantar rápidamente la cabeza y mirar muy alto. En otras ocasiones nos hemos mantenido por medio punto, y han sido otros los que lloraron. La diferencia con los equipos peninsulares es que cogen una guagua y recorren toda la península. Nosotros para llegar tenemos casi cuatro horas de aeropuerto y enlazar toda la plantilla.

De la misma forma que hace 34 años junto con varios amigos fundamos el decano, y que ha sido mi equipo estrella, las mujeres, me toca como presidente seguir comandando la nave del club e intentar la proeza de subir para la 2020.

Llorar es de cobarde, pero anoche en las instalaciones del Turia ganas no me faltaron. Me quedo con la entrega de las chicas, la educación y el respeto por llevar el nombre de Tenerife.

Igual tenemos suerte y algún equipo no completa plantilla para entrar en primera a dos por pruebas. Para ello no hemos tenido ningún error en Valencia y partimos con 13.567 puntos por tabla, superior al Sabadell.

Era una de las premisas en la reunión técnica, no tener ningún fallo cero en las 20 pruebas del programa. Por poco en el relevo 4 x 100 pero la joven lagunera, Patricia Rodríguez, supo parar y recibir el testigo de Elena Medina.

Muchas gracias para Clator, Milla, Avutarda y Aguere. Tienen unas atletas magníficas dentro y fuera de la pista, y gracias por dejarme compartir con ellas esta pasión por el Atletismo. Hemos compartido con todos estos clubes infinidades de experiencias deportivas y sociales, y lo más importantes somos una familia

FELICIDADES CAMPEONAS.

Pedro Rodríguez Dorta, fundador y director técnico del equipo femenino que ha descendido ayer, tras 25 años en Primera División.